Mesa 5

Valora
(8 votos)
tema: Potenciando los usos del aula virtual

Días de debate: martes 6 y miércoles 7 de noviembre
Moderador: Lucía Gladkoff 

Las experiencias que formarán parte del debate de esta mesa son:

Visto 1559 veces
Más en esta categoría: « Mesa 4 Mesa 6 »

Mensajes (45)

  • Buen día, bienvenidos a esta Mesa 5: Potenciando los usos del aula virtual, del espacio “Entre Pares”.

    En la parte superior se encuentran disponibles las experiencias que han presentado los colegas para empezar a recorrerlas. En esta mesa se presentan trabajos pertenecientes al eje “Experiencias de aula extendida” en los que se relata el diseño y creación de aulas y espacios virtuales, así como sus usos para potenciar los procesos de enseñanza de diversas disciplinas.

    En esta mesa estarán participando los autores de las experiencias, así como participantes del Encuentro en general. Espero entonces que el debate nos invite a participar, discutir, conversar, ayudar, preguntar, interpelar otros proyectos, ver buenas ideas e implementaciones, proponer cómo potenciarlas.

    Para comenzar les dejo dos preguntas: ¿Para qué se utilizan hoy las aulas virtuales? ¿Cuáles son los procesos que queremos favorecer en nuestros estudiantes, a través de las creaciones y diseños educativos que realizamos en nuestras aulas virtuales?

    Nos encontramos por aquí. Espero sus participaciones.
    Lucía

  • Hola gente creo que nosotros como docentes debemos establecer y proponer los nuevos cambios con los alumnos, sin perder parte de lo tradicional solo guiamos desde un campus virtual. Creo que la manera activa; de la nueva enseñanza es por esta vía, que los alumnos se sientan contenidos, guiados por los profesores de una manera diferente hasta tanto incorporen la forma de aprendizaje. En mi caso, la incorporación del campus como metodología de enseñanza, es muy productiva y logran un intercambio activo y constructivo con nosotros.

  • Hola a tod@s. Aulas virtuales, son sitios para estar en cualquier momento y desde cualquier lugar. Cumple diferentes funcionalidades. PUede ser un aula de refuerzo y si es así: bienvenida sea, pues se trata de prolongar el ambito de la clase presencial a otro espacio para generar habilidades que en el curso presencial no se pueden, desde el manejo informacional, como de software especificos de la materia, es el lugar de encuentro para realizar wikis, seguir participando en propuestas.
    En el caso de aulas virtuales meramente formativas como sustituto de curso presencial, es más delicado su manejo, pues nos obliga a repensar bien los materiales de enseñanza pues no podremos corregir personalmente situaciones que ocurran, pues todo debe ser manejado a la distancia. Es un verdadero, interesante y hermoso desafío. LLeva mucho tiempo y hay mucho tiempo que le llamo muerto, pues no se ve reflejado en las contestaciones.
    Con respecto a la segunda pregunta , la creatividad y nuevos diseños depende justamnete de la capacidad y hasta ingenio que el docente tenga para cada objetivo de enseñanza. Muchas veces tenemos ideas locas en la cabeza , pero nos cuesta llevarla al propio diseño, limitados por nuestra capacidad.

    Hacer a veces resulta dificil y requiere de muchos ensayos cuando falta apoyo tecnologico o equipo que interactue. Pero, de pqueñas propuestas se van generando siempre innovaciones y este Congreso justamente ayuda a tener mentes abiertas y pensar sobre las distintas actividades que en distintas unidades academicas se van planteando y siempre aparecen nuevas cosas o nuevas propuestas.
    Un saludo a tod@s. Aída

  • Personalmente prefiero pensar que en algún momento las aulas virtuales, deterritorializadas, van a ser una reconceptualización de la manera o forma de establecer el vínculo entre los alumnos y los profesores más que un apoyo a otro tipo de “clase” convencional. Me parece que todo esto implica repensar todo lo que se hizo en cuanto a “aulas y pizarrones” y considerar que estamos construyendo una manera distinta de representar el conocimiento. Gracias por el espacio.

  • ¡Hola Sergio! Me gusta tu idea de "reconceptualización". Creo que es central para repensarnos como docentes en estos nuevos escenarios culturales y educativos. ¿Qué implica esto en el diseño y utilización de un aula virtual? ¿Cómo podemos reconceptualizar un aula virtual diseñada siguiendo antiguas tradiciones?

  • Si bien, la modalidad presencial es la que predonima en nuestro país (Argentina), entiendo que el AULA VIRTUAL fortalece la enseñanza a partir de:

    1. La autodisciplina
    2. La auto-organización
    3. El autoaprendizaje
    4. La autoregulación

    Muchas gracias por la exposición!!!

  • ¡Es interesante lo que planteás, María Inés! ¿Cómo podemos promover los procesos que identifcás, desde nuestra enseñanza mediada por un aula virtual?

  • Hola! Coincido con Sergio, para mi el uso de una aula virtual siempre buscó transcender la enseñanza tadicional que me rodea y condiciona en la facultad. No es fácil, pero seguiremos intentando! Sobretodo evitando caer en la tentación de pensar en que porque incorporamos TICs a nuestra enseñanza estamos cambiando nuestra forma de enseñar. De eso hablamos justamente en la experiencia que presentamos, http://encuentroubatic.rec.uba.ar/index.php/component/k2/item/270-modelo-final

  • Hola Marina, quería felicitarlas tanto por el camino emprendido, que es un interesante ejemplo de que se puede ir construyendo una propuesta de enseñanza "casillero" a "casillero", como por la forma de contar el proceso sumamente clara y amena. A veces pensar en generar nuevas propuestas de enseñanza que incopren las TICs parece un desafío excesivo sobre todo cuando no se cuenta con el apoyo institucional y experiencia que ustedes presentan sobre la utilización de recursos muy accesibles le da a esta idea otra escala. Saludos, Cecilia

  • Me sumo en este hilo para dejar un mensaje... Sin duda la experiencia da cuenta de un recorrido de exploración y formación que realizaron y realizan constantemente! y en el que todos nos vemos incluidos para volver a mirarnos como docentes y favorecer innovaciones que al mismo tiempo son "provocadas" en nosotros por los nuevos fenómenos culturales que nos interpelan. ¡Es cierto que es un gran desafío! Y el apoyo institucional siempre es importante para que dichas innovaciones puedan consolidarse y potenciarse.

  • Buenas tardes, quería compartir con ustedes mi experiencia como alumna en un aula virtual. Hace dos año me inscribí en una carrera con modalidad "a distancia". Solo fui a la universidad a fin de retirar la bibliografía y luego todo era a través de un campo virtual. A la semana de iniciada la cursada, muchos habíamos tenido inconvenientes con la recepción de material de estudio, o no funcionaba correctamente el foro... Más allá de los problemas técnicos que se sucedieron, tenia una sensación de abandono dado que sentía que los profesores solo respondían preguntas, pero no se involucraban con los alumnos. Al tiempo abandoné porque no logré adaptarme a esa modalidad. Quizás sea porque estoy tan acostumbrada a la clase presencial que me cuesta esto de incorporar la tecnología... no lo se... Bueno, en conclusión, me parece buenísimo incorporar tecnología en la clase, aunque todavía no se si esta debe excluir la relación de contacto directo y presencial del aula.... Muchas gracias por compartir sus conocimientos....

  • Hola Betina! yo solo fui alumna de una carrera a distancia donde mi experiencia fue excelente, pero seguramente tuvo que ver en que era justamente sobre educación y los docentes tenían mucha experiencia. Como docente solo utilicé las TIC como complemento de las instancias presenciales. Creo que el rol del docente como tutor en los entornos virtuales es alg que todos debemos aprender.

  • ¡Hola a todos! Mi experiencia es de suma: el entorno virtual se ve favorecido con un aula "real", un "cara a cara" con el docente. Algunas expresiones de colegas me recuerdan a una vieja serie de Hanna barbera, Los Supersónicos. En ella, uno de los hijos aprendía todo por medio de computadoras. Pero existía siempre la posibilidad de trampear el aprendizaje, o de no entender nada... Como metáfora es interesante, el elemento o factor humano es aglutinante de una sociedad. Sociedad, que por otra parte, nunca estuvo más hiperconectada, y en donde hay soledades intensas y cada vez mayores... Víctimas de las mismas y del ciberbullyng se encuentran en toda región geográfica. Luego de esta pequeña disgresión, lo que quería significar es que la enseñanza no es compartimientos estancos, sino algo maleable, flexible, sutil... Y en ese aspecto, al aula común se ve reforzada por la virtual, y viceversa. No son oposición, más bien complementos. Claro que se enriquece y de un modo antes no imaginado compartir las experiencias y culturas de personas de otra parte del mundo, estando cómodamente en nuestro living. Pero lo gregario de reunirse, compartir con pasión un debate cara a cara, es una experiencia de la cual no debiéramos privarnos. Tecnificar el aula común, humanizar el aula virtual, para que nadie se sienta incómodo o abandonado... Como todo paradigma que se va instalando, aún quedan complejas problemáticas a resolver.

  • ¡Bienvenidas las primeras intervenciones!

    Veo en sus participaciones algunas experiencias de trabajo con aulas virtuales como docentes y también, un relato de quien lo vivió como alumna (¡aunque seguramente muchos hemos estado en ambos lados!).

    Como indica Aida, en algunos casos el aula virtual se constituye como un complemento o extensión del aula presencial, por ello la idea de aula extendida, y en otros casos, se utiliza para la creación de propuestas mayormente o totalmente mediadas, y esto seguramente configura las características de las propuestas elaboradas. Es interesante el eje que proponen acerca de que no mejoramos nuestra práctica de enseñanza solo por incorporar tecnología, sino que la práctica se verá potenciada en cuanto volvamos a pensar nuestras propuestas. Muchas veces, las mismas tecnologías y algunos de los modelos que proponen, nos orientan para que pensemos en el enriquecimiento de nuestras estrategias.
    Me quedo pensando en la frase de Sergio, acerca de pensar que estamos construyendo una manera distinta de representar el conocimiento y me gustaría agregar también, de generarlo, de co-construirlo a través de la propuesta, del encuentro y el vínculo con los alumnos, como también plantean.

    Por otro lado, el trabajo en estos espacios también flexibiliza algunas condiciones, como el trabajo asincrónico y el acceso auto-organizado por parte del estudiante, como plantea María Inés. Es interesante considerar este aspecto al momento de pensar en las propuestas, al tiempo que resulta fundamental contemplar que en estos espacios se combinan enseñanza y aprendizaje, y la riqueza de ambos procesos dependerá tanto de las estrategias de los docentes como de la acción de los estudiantes.

    Sigo reflexionando a partir de sus mensajes y pregunto: ¿cómo orientar nuestra propuesta en el aula virtual para que se constituya como lugar de encuentro, donde se establezcan vínculos con los estudiantes - que a veces se pierden, como nos contó Betina- , y se favorezcan procesos de representación, construcción y co-elaboración de conocimiento?

    ¡Seguimos conversando!

  • Para pensar acerca de los interrogantes que se fueron abriendo, les recomiendo mirar la conferencia de Manuel Area Moreira - La docencia virtual: entre las viejas resistencias y los nuevos espejismos, en la que presenta propuestas y metáforas interesantes para pensar en la creación de un aula virtual!!

  • Hola a todos!

    Soy docente de la Facultad de Farmacia y Bioquímica (UBA), y en una sección de nuestra presentación (http://encuentroubatic.rec.uba.ar/index.php/component/k2/item/276-modelo-final) compartimos la propuesta que estamos implementando en la asignatura Atención Farmacéutica (Cátedra de Farmacia Clínica), del último año de la carrera de Farmacia.

    La evaluación de la materia apunta a procesos más que a resultados, y en este respecto el entorno virtual nos facilita el seguimiento e intercambio. Cada alumno al inicio de la materia busca un familiar o conocido con problemas de salud que reciba varios medicamentos, y que pueda beneficiarse de la optimización de la farmacoterapia. A lo largo del curso, los estudiantes van llevando adelante las diferentes etapas del proceso asistencial (presentación del caso, entrevista con el paciente, evaluación inicial, detección de Problemas Relacionados con Medicamentos (PRM), establecimiento de las metas terapéuticas, y propuesta de resolución de los PRM). Sus avances los van registrando a través del campus virtual, y entre cada instancia los docentes realizamos la retroalimentación. Al llegar al final, el proceso culmina con una evaluación entre pares, también a través del entorno virtual. Además, se les propone que diseñen un portafolio digital con una mirada autorreflexiva sobre su aprendizaje a lo largo de este proceso. La combinación de estas perspectivas (el seguimiento por parte de los docentes, la autorreflexión y la mirada entre pares) conforma la acreditación final de la asignatura para cada alumno.

    Todo este proceso involucra al alumno en la búsqueda bibliográfica a través del campus virtual y de la web, así como en el análisis crítico de la información. En la fase final, que se encuentra en curso, vamos a ofrecerles a los alumnos la posibilidad de compartir sus portafolios digitales con sus compañeros a través de un blog, al cual pueda accederse mediante el link en el campus virtual.

    Un gusto compartir este espacio! Seguimos en contacto, saludos!

  • Hola Hugo, ¡gracias por compartir la experiencia de tu equipo!

    Creo que es muy potente el modo en que involucran a los estudiantes en el proceso, pensándolo como recorrido, tanto en decisiones vinculadas a su futura práctica profesional, así como en el proceso de evaluación. ¿Querés contarnos cómo resultó la experiencia en su implementación? ¿Cuáles fueron las voces de los alumnos? ¿Cómo resultó la experiencia de autoevaluación y evaluación entre pares?

    Interesante para pensar el modo en que un compañero o colega puede aportar a nuestra producción! Ayudarnos a reflexionar, a reformular, construyendo entre pares…

  • Hola, Lucía!

    A lo largo del proceso, los alumnos se mostraron muy entusiasmados por la propuesta y por el intercambio generado a medida que cada uno iba avanzando con su caso clínico. La evaluación entre pares está en curso en estos días, por lo cual todavía no tenemos el feedback completo de los estudiantes, pero ya nos han estado comentando que les gusta la idea de evaluarse entre ellos, que es algo nuevo y que no habían realizado antes. La consigna de autorreflexión y diseño del portafolio les costó comprenderlo al principio (ya que no están acostumbrados), pero una vez que captaron la idea se soltaron y algunos ya han enviado su bitácora.

    Nuestras expectativas están siendo ampliamente superadas, por lo cual es gratificante para el grupo (tanto alumnos como docentes), y ya estamos pensando mejoras para la próxima cohorte!

    Saludos!

  • Quería compartir con todos mi opinión acerca del uso de las TICs en los procesos de enseñanza. Considero que son una herramienta de gran utilidad a la hora de implementar experiencias docentes innovadoras, en particular me parece muy interesante el concepto de aula extendida que hace referencia a la continuidad del aprendizaje por fuera de las clases presenciales tradicionales, donde el alumno sigue construyendo su conocimiento a través de su participación como sujeto activo. He leído muchas opiniones acerca de los beneficios que genera o no las clases a distancia a través de entornos virtuales y he observado opiniones de alumnos cuya experiencia ha sido exitosa y de otros no tanto. En lo personal he participado como alumna en los cursos virtuales del Citep y mi experiencia personal ha sido muy buena. Considero que las clases virtuales a distancia son una herramienta más que contribuye al aprendizaje de los alumnos, una forma de intercambio entre tutores guía y alumnos que es de gran beneficio como complemento de clases presenciales. No todos los alumnos están familiarizados con esta nueva modalidad de enseñanza –aprendizaje por lo que al principio es lógico encontrar ciertas reticencias en su uso. Creo que con el tiempo, será mayor el número de alumnos que puedan constatar los beneficios del uso de las TICs. Sin embargo considero que el uso de entornos virtuales debe ser un complemento de las clases tradicionales y en ningún caso puede reemplazar totalmente el contacto personal que surge de la interacción “cara a cara” entre docentes y alumnos.
    Un gusto compartir esta mesa con ustedes!!

  • Hola Maria, comparto algunas de las ideas expuestas por ti. He estado trabajando con aulas virtuales en modalidad de aula extendida y he ido adquiriendo cierta experiencia al respecto; en una primera etapa a través de Web 2.0 y últimamente con la plataforma Moodle. A pesar de que las diferentes metodologías de diseño instruccional para entornos virtuales nos aportan utilísimas indicaciones para la construcción y manejo de los espacios, es la práctica la que nos va dando las pautas sobre como diseñar las estrategias de enseñanza más adecuadas, como mantener la motivación, como lidiar con los problemas típicos que se presentan en relación a la participación del estudiante etc. Un error muy común es que asumimos que el estudiante posee la motivación, la disposición y las destrezas mínimas necesarias para operar en estos ambientes; lo cual no siempre es así, debemos vender las utilidades de la virtualidad, así como crear tutoriales bien pensados y estructurados que permitan instruir al estudiante sobre cómo usar la plataforma, como abordar las diferentes actividades de evaluación, como construir los productos y enviar las tareas, entre otros.

  • Hola a todos! es una realidad lo que dice Betina, a veces el alumno se siente "solo" ante las nuevas herramientas y me sumo al pensamiento de que somos nosotros, los docentes quienes debemos establecer un "puente" con los alumnos. Creo que la manera de lograrlo (y a mi me resulto muy útil) es participar desde "este lado" activamente; que los alumnos se sientan contenidos, conocidos y guiados por los profesores hasta tanto incorporen la forma de aprendizaje. En mi experiencia "La experiencia de la incorporación del campus como metodología de enseñanza" describo como logramos que los alumnos se familiaricen y logren un intercambio activo y constructivo con nosotros. Claro que queda un largo camino por recorrer...

  • Oi Ana Maria

    Muito bom o seu relato de experiência. Me identifiquei nas ações suas e de seu grupo de professores. Vcs têm razão, é preciso atuar com coerência, percebendo antecipadamente quem são nossos alunos, qual a estrutura possível, quais são nossos objetivos... A forma como vcs realizam as avaliações é acertada, e complemento lembrando que quando o aluno precisa se expressar "obrigatoriamente" em espaços públicos de discussão nas disciplinas, ele se prepara antecipadamente, ele estuda, ele lê, ele vai elaborar uma redação cuidadosa. Ele aprende também a respeitar a fala do outro. É uma grande oportunidade de trocas teóricas e práticas. Parabêns!

  • Las aulas virtuales deben propiciar la interacción, el intercambio de información y la construcción colaborativa de productos educativos; a la vez que permite al educando acceder a nodos de información especializada, dispuesta y organizada atendiendo a ciertos fines de formación y aprendizaje. Lo que no pueden las aulas virtuales es convertirse en espacios donde el docente replique los mismos contenidos que el estudiante puede encontrar en otros materiales de instrucción tradicionales

  • boa noite a todos

    Vou fminhas impressões acerca das aulas virtuais a partir de minhas experiencias enquanto professora e enquanto aluna de cursos em ambientes virtuais de aprendizagem, ou como dizemos no Brasil em um AVA. Muitos professores querem adotar o espaço virtual pensando que vão poder agir da mesma forma que agem em suas salas de aula presenciais. Primeiro erro. Muitos alunos acham que em um curso (graduação ou pós) a distância, poderão agir como agem em curso/aula presencial. Nem uma coisa nem outra. Retomo aqui as especificações que Maria Inez destacou: é preciso uma nova forma de pensar e de agir, a proposta em ambientes virtuais é autonomia, responsabilidade, autoria, tanto por parte do professor como do aluno. O problema é que não estamos acostumados a pensar de forma autonoma, a buscar nossos referenciais, a produzir, a falar, discutir, se expressar. Juntamente com a questão de entermos que o aluno precisa de um ambiente estruturado a partir do que lhe é solicitado, onde a mediação do professor é essencial, não para dar beijinhos e abraços, mas para proporcionar um espaço educativo, onde o processo colaborativo deve ser prioridade. Alguns estão precisando aprender a aprender e aprender a ensinar de forma compartilhada... é por ai!

    um abç,

    1. La autodisciplina
    2. La auto-organización
    3. El autoaprendizaje
    4. La autoregulación

  • Boa noite , concordo perfeitamente com a sua posição, e realmente muitos de nós queremos transformar as nossas aulas tradicionais em AVA, sem ter noção do que isto implica. estou a fazer o meu doutoramento em Portugal e um dos meus objectivos é testar as ferramentas tecnologicas no meu centro educativo. Comecei por aplicar uma plataforma Edmodo, e deparei-me com estes detalhes: por exemplo um tutor on line deve programar bem o seu tempo pois ele deve estar "sempre" conectados para não desmotivar os seus alunos; deve-se ter um cuidado enorme na preparação dos conteudos, não se deve dar materia e materia aos estudantes senão é ensino presencial, devemos sim dar dicas para se poderem discutir investigar favorecendo desta forma o trabalho colaborativo entre os estudantes

  • Hola Alessandra, muy bueno el abc!!!
    es así siempre!!!
    Saludos

  • Lucia
    En cuanto a tus interrogantes, agrego a los comentarios de mis colegas, que un aula virtual es o no un lugar de encuentros, acorde a la actitud del tutor y su capacidad para generar empatía.
    Es muy importante propiciar como docentes una comunicación plena, que permita el encuentro con los otros y tambien, proponer actividades que fomenten construcciones compartidas para poder realizar aportes desde cada especialidad, y asi proyectar un mundo mejor.
    Saludos a todos
    Dalila

  • Hola:
    1- Tomo ahora dos extractos de las experiencias de esta mesa:
    "...Esta herramienta amplió considerablemente nuestras posibilidades de transmitir información pero seguía teniendo limitaciones en cuanto al fomento de la actividad de los estudiantes y no era posible la co-elaboración a distancia..."
    "...son las prácticas pedagógicas las que determinan los usos y las posibilidades de las TICs.....Cabe aclarar que esta experiencia no fue muy productiva, se estipuló un horario en que nos encontraríamos en el chat profesoras y alumnos, para conversar sobre la asignatura, dudas y temas de reflexión, en forma libre no obligatoria; fueron pocas las participaciones..."
    Y tomo las dos menciones en los comentarios sobre la "autodisciplina".

    Creo que resuena con esto un poco el tema de una "voluntad de saber" de los estudiantes (en un sentido liso y llano, como --ganas de saber--) en tanto:
    --¿tienen los estudiantes suficientes razones-ganas para espontáneamente aportar a la construcción, junto a docentes, de los dispositivos del aprendizaje virtual? tomando en cuenta que a diferencia de los dispositivos clásicos que están instalados con presencia material independiente de los estudiantes, en los virtuales hay que construirlos, o al menos participar, activamente de manera imprescindible.
    --¿tendrían los temas conceptuales dentro de las las redes sociales la misma intensidad de circulación e interés-ganas que los temas cotidianos?
    --"¿para qué saber algo?" sería una pregunta con cierta razonabilidad formulada por un estudiante.

    Esto anterior quizás apunte a la necesidad de -también- explicar las razones de los temas desarrollados para el aprendizaje, es decir --para qué estamos haciendo aprender algo--, y --como ello se inserta-- en otro algo más amplio que sería: el desarrollo en la sociedad de la actividad para la que se está formando a esos estudiantes.

    2- Ahora, otra experiencia de esta mesa plantea ya el funcionamiento de las redes en tanto formadoras de conocimiento pues:
    "...Proponer opciones que impliquen replantearse la organización de la cotidianidad caracterizada por los diversos soportes y canales donde se producen, circulan, consumen y transforman saberes derivados de las distintas formas de conocer, pensar y reflexionar; 2.- Difundir experiencias y saberes que implican dentro de la recursividad "la cultura de lo digital y lo digital como cultura...".
    Es decir se plantearía aquí un sentido contrario a lo que yo referí antes, ya que se tomaría en cuenta que los saberes (¿y las ganas?) se producen con dinámicas posiblemente reguladas por los dispositivos virtuales.
    ¿acaso esto no cuestionaría el mencionado, en los comentarios, término de "autorregulación"?

  • Como docente con más de 20 años de experiencia en docencia, puedo afirmar que el uso de las aulas virtuales causa un impacto de motivación en los educandos y permite agilizar los procesos de enseñanza y aprendizaje. A demás facilita que muchas personas que tienen dificultades para asistir a los cursos presenciales puedan hacerlo desde la red y potenciar sus aprendizajes. Esto no quiere decir que la educación tradicional no cumple una función importante en los saberes de los estudiantes, lo que sucede es que esta debe ser innovada y que mejor que utilizar las TIC para innovar los ambientes de aprendizaje.

  • Hola a todos.
    Mis disculpas por incorporarme recién al debate. Lamentablemente cuestiones laborales atentan contra la libre disponibilidad del tiempo, especialmente cuando se comparte actividad profesional con docencia. Soy Contador Público y docente universitario. De los que usamos un aula virtual.
    En cuanto al título de la mesa, quisiera aportar la siguiente visión: Si los estudiantes universitarios son, en su gran mayoría, jóvenes actuales, es decir que pertenecen al mundo actual, no nos queda otra que aceptar que también en su gran mayoría son "nativos digitales" (al decir de Piscitelli), esto implica que las TICs rpresentan para ellos el modo "normal" de comunicación, casi no conciben otro. Si olvidan el smartphone en casa es como si salieran desnudos. Luego entran a las aulas universitarias y se encuentran con la mayoría de nosotros que somos, cuando mucho, "inmigrantes digitales". Y además, en la mayoría de las Universidades argentinas, los docentes debemos cumplir xx horas de docencia, yy horas de investigación y zz horas de extensión, y en todos los casos encontrar la forma de documentar y certificar el cumplimiento fehacientemente porque la Institución lo exige. Hasta el momento no encontré normas que contemplen la forma de justificar el tiempo de acutacion en el aula virtual. Entonces me surge la pregunta ¿Quien debe comenzar con el objetivo de "potenciar el uso de aulas virtuales"?

  • Buenos días Lucía y colegas,
    Como punto de partida, felicitaciones al equipo docente de la presentación de "Un recorrido virtual por la Matemática", este trabajo es una clara muestra de una muy buena transposición didáctica de contenidos de la presencialidad a la virtualidad. El aula virtual entendida más allá de complemento presencial o repositorio de materiales, centrando los mecanismos de (re)prendizaje desde la autogestión del alumno, sin perder de vista la guía y/o tutela docente. La propuesta está diseñada de modo tal que cada alumno avance a su propio ritmo, al mismo tiempo que se plantea un interesante ida y vuelta entre la teoría y la práctica, se potencian las nuevas lecturas utilizando materiales hipermediales, al tiempo que se alienta a la autosuperación del alumno por medio de las autoevaluaciones.
    En las mesas anteriores de trabajo, he observado algunos trabajos de investigación en donde el aula virtual era sólo un espacio subsidiario de las clases presenciales, sin espacios interesantes de comunicación, con escasos (o nada de) recursos que superaran los conocimientos que se adquieren asistiendo a clase, dejando al simple arbitrio del alumnado participar o nó de esos espacios, relegando el entorno virtual a un repositorio de materiales impresos que se pueden adquirir en la fotocopiadora de la Facultad.
    Trabajo en el Centro Multimedial de Eduación a Distancia de la UNL (Univ. Nac. del Litoral) y el proceso de transponer contenidos de calidad al aula virtual, en un ambiente totalmente asincrónico, es un verdadero desafío, ya que la lógica de la presencialidad no se aplica muchas veces a estos ambientes y, sumado a esto, el grado de incertidumbre y ansiedad que genera al alumno la no presencialidad, con todo lo que esto conlleva: como el contacto e interacción personalizado con sus docentes y pares.
    Una vez más, celebro este tipo de propuestas, (re)pensadas y (re)diseñadas en función del escenario en donde se desarrollan, proponiendo y desafiando a los docentes a que construyan "con diseños propios de autor", tal como instaba Edith Litwin.
    Saludos cordiales a todos.

  • En respuesta a: # 1645 Permalink

    Muchas gracias, de parte de todo el grupo que presentamos (y seguimos trabajando en) "Un recorrido virtual por la Matemática".
    Saludos

  • ¡Bienvenidos Juan y equipo! ¡Muchas gracias por aportar su experiencia!
    ¿Quieren contarnos cómo fue valorado por los estudiantes, qué aspectos les resultaron más potentes, cómo evaluaron ustedes la experiencia?

  • La experiencia completa comenzó recién este cuatrimestre. Sabemos que muchos alumnos mostraron interés por esta nueva propuesta "online", pero aún nos falta información sobre qué impacto tuvo sobre ellos todo el material. Hasta ahora sí hemos podido ver cómo se desempeñan en las distintas preguntas de los cuestionarios, lo que nos da una mejor idea de cuáles son las principales dificultades que se presentan en la materia. Con estos datos, también detectamos en qué nos conviene hacer hincapié al desarrollar nuevo material.
    Tenemos pensado realizar unas encuestas al final del cuatrimestre para que los alumnos puedan expresar sus opiniones sobre la experiencia, y así ver cómo seguir avanzando en los cuatrimestres venideros.
    ¡Muchas gracias por este espacio de intercambio!
    Saludos.

  • Gracias, Mercedes, por compartirlo! Sin dudas, el proceso de evaluación de la propuesta los ayudará a analizar los aspectos más potentes, las complejidades, la forma de seguir enriqueciendo el proyecto.

  • ¡Buen día a todos! ¡Cuántas líneas interesantes se abrieron en el debate!

    Bienvenidos Mario, Hugo, María Laura, Alexis, Ana María, Alessandra, Dalila, Leonard, Aldemar y Gabriela.
    Gracias a quienes compartieron parte de sus experiencias y a quienes aportaron desde sus antecedentes, conocimiento y opiniones.

    Las líneas van recorriendo ideas acerca del lugar del docente, el lugar del estudiante y el vínculo que se genera con el conocimiento, en procesos de enseñanza mediados por tecnologías.

    Me resultan muy interesantes sus aportes sobre la motivación de los estudiantes. ¿Podríamos asumir que cada estudiante tiene una determinada motivación en sus estudios? Quizás podemos tener algunas ideas sobre cuáles son pero creo que es difícil conocerlas en detalle, ya que podría depender de cada estudiante en particular.
    En relación a la mediación que proponen las tecnologías y los diferentes dispositivos, me resulta controversial la concepción de que podrían generar esta motivación en los estudiantes por sí mismos. En este sentido, creo que la motivación de utilizar tecnología para aprender podría ser pasajera, pero que finalmente, será una propuesta de enseñanza potente, que involucre, que invierta el orden, que favorezca procesos de comprensión profunda, la que podría colaborar en generar la motivación que esperamos. Por ello la importancia de los diseños de autor que indica Gabriela, los puentes que menciona Ana María, las actividades que fomenten construcciones compartidas, como plantean Alessandra y Dalila. ¿Qué piensan?

    Les recomiendo la conferencia de Mariana Maggio: La clase universitaria re-concebida: la creación potenciada por las tecnologías para pensar algunas de estos temas.

    También comparto los aportes de María Laura, Alessandra y Dalila en que los aprendizajes son siempre propios de docentes y alumnos por igual. Tanto docentes como alumnos estamos en un proceso de aprender a enseñar y aprender a aprender a través y con estos entornos, y sin dudas, como dice Alexis, es la práctica, la experiencia, la búsqueda, los caminos recorridos que nos cuentan las Marinas en su Juego de la Oca, las que nos van inspirando a innovar.

    Leonard también pregunta si los contenidos conceptuales ubicados en redes sociales favorecerían procesos motivacionales en los estudiantes. ¿Qué piensan? ¿Qué potencialidades vemos en las redes hoy, para la enseñanza?

  • Considero que las redes sociales son en la actualidad uno de los espacios virtuales donde cada día se generan mayores contenidos de diversa índole y nivel, que crecen exponencialmente; pero que luce muchas veces desorganizado, o más bien que giran en torno a muchas cosas debido a que los individuos asumen el control pleno de lo que publican y de lo que comparten. Pero indudablemente que se generan muchos nodos de información que bien controlados, administrados y clasificados pueden derivar en grandes posibilidades para la educación ¿Cómo hacerlo? Esa es la gran interrogante que tenemos que responder

  • ¡Gracias Lucía, por tu entusiasta bienvenida! Hoy por la mañana no tuve conectividad, respondo a la tarde... Coincido con Alexis M en que las aulas virtuales deben propiciar la interacción, el intercambio de información y la construcción colaborativa de productos educativos. Lo difícil es crear "pertenencia", ese aspecto indefinible que hace que ese grupo del Aula virtual no sea cualquier otro, sea "EL" grupo. Mi experiencia al respecto pasó por hacer dinámicas grupales enmascaradas en tareas comunes, las cuales al irse realizando colaboraron en ese conocimiento del otro, de mi par, en forma mucho más profunda y exhaustiva que lo enmarcado y circunscrito al ámbito de una materia o proyecto específico. Cada persona es única, irrepetible, con todos sus bagajes y formas. Lograr un consenso para compartir de manera amable el Aula, de poder brindarlo todo, caracteriza y le da una nueva impronta a un entorno que muchas veces es considerado frío. Por supuesto, "EL" Grupo es cada uno de nuestros amados Grupos, sin distinción... no es que haya un favorito: todos lo son, y en todos debemos fomentar esa aproximación a lo humano, a lo cotidiano, para mejor desenvolvimiento y comprensión de lo tratado. Así es anecdótico que la clase sea virtual, y cumplimos con la función de borrar fronteras, acercar saberes.

  • Hola Mario, gracias por compartir tu experiencia!
    Si bien recuperé tus ideas para el mensaje que envié recién debajo de todo, me quedé intrigada con las "dinámicas grupales enmascaradas en tareas comunes". ¿Querés contarnos en qué consistieron?

  • Hola colegas
    Estoy por fin navegando , leyendo algunas puestas en comun,
    El aula virtual tiene que romper lo tradicional, asi podemos avanzar en mejorar los procesos de enseñanza-aprendizaje y llegar a un aprendizaje significativo

  • ¡Qué bueno recibir las intervenciones de la tarde! Bienvenidas sean, y doy también la bienvenida a Eduardo, Ana, Mercedes y Marta que se incorporan al debate.
    Como nos cuentan, algunas de estas experiencias son incipientes pero ya están mostrando su potencial!!

    Ana nos dice que muchas veces queremos generar acciones para transformar nuestras aulas tradicionales y no sabemos cómo hacerlo. Entre las experiencias de esta mesa aparecen muchas propuestas muy interesantes para inspirar el diseño, inspirar la acción y fundamentar nuestras ideas.

    Vemos en algunas de ellas el trabajo con casos, el seguimiento a través de todo un cuatrimestre, la generación de propuestas que apelan a diferentes formas de representación – imágenes, animaciones, explicaciones audiovisuales –, la generación de portfolios por parte de los alumnos, la evaluación entre pares, la creación de propuestas de autoevaluación, creación de espacios de encuentro con los estudiantes, alternativas para el análisis de la información.

    En estas propuestas se combinan estrategias que proponen actividades que requieren la participación y trabajo individual por parte del alumno, con otras que avanzan hacia pensar en producciones colectivas. Esto es lo que me parece muy rico: que estamos pensando en el modo de combinar ambas.

    El trabajo en estos entornos, se trate de aulas virtuales o redes, pueden potenciar estos procesos de trabajo en conjunto, de producción en colaboración, ya que permiten observar producciones de otros y hacer comentarios - enriqueciendo a quien analiza otra producción y a quien se ve interpelado por la observación -, investigar, trabajar en grupos, intervenir sobre la producción de otro, escribir en forma colaborativa.

    En el escenario actual, las redes reconfiguran el modo en que buscamos, miramos, recuperamos, elaboramos. En este sentido y en función de lo que venimos conversando, ¿cómo podemos integrarlas?

  • Las aulas virtuales en el futuro seran normales para los estudiantes, historicamente las clases presenciales de ir a un lugar donde se imparte conocimiento era tan raro para algunas culturas, sin embargo estas fueron acostumbrandose y adoptando o trasformando su modo de ver, justamente hoy dia muchos sujetos piensan que la educacion virtual tiene menos ventaja en la imparticion de la educacion, sin embargo podemos saber que en la educacion virtual la principal ventaja es que el alumno construye su propio conocimiento, el docente es un solo guia que lo encamina para saber discriminar el mundo de informacion que existe en la red.
    Las educacion virtual se da mediante plataformas, que deben de estar bien diseñadas, sin mucha informacion y sin tanto lujo dentro de la plataforma ya que este pierde su fin, es decir participan muchas areas para construir un aula virtual, de la misma manera el alumno debe fomentar en el un aprendizaje autonomo, que siga su propio ritmo. La educacion virtual no trata de hacer un lado a la educacion presencial si no a reconceptualizar el conocimiento y la construccion de conocimientos.

  • Hola Roberto, ¡bienvenido en los últimos momentos de la mesa!
    Acuerdo en que no estamos debatiendo acerca del abandono de la educación presencial, sino que nos detenemos a mirarla para potenciarla, complementarla y cuando sea necesario, flexibilizarla. Tus ideas y las de todos me dejan pensando, me inspiran a seguir preguntándome y preguntando, a seguir compartiendo...

  • Estamos llegando al final de esta mesa, aunque no al final del intercambio. En los próximos días podrán continuar participando de los diferentes intercambios que se generen ya sea entre pares, en nuevas mesas de debate, como con expertos y especialistas.

    En esta mesa, durante estos dos días, pudimos recorrer y profundizar acerca de diferentes experiencias de aula extendida desarrolladas para el nivel superior, conversamos con sus autores y realizadores, y debatimos sobre los modos en que creemos que estas propuestas pueden potenciarse, teniendo muy presente a nuestros estudiantes, sus modos de aprender, sus motivaciones, así como las disciplinas que enseñamos.

    En este sentido, quiero destacar que todos coincidimos en el rol del docente como diseñador, autor, desarrollador, moderador, guía, generador de vínculos. Creo que los nuevos escenarios y tramas educativas y culturales nos están inspirando para que, en este contexto y con estas inquietudes que hemos compartido, volvamos a mirarnos como docentes y volvamos a pensar nuestras prácticas. En este sentido me resulta clave y enriquecedor.
    Y en este mirarnos y repensar nuestras prácticas, sigo analizando nuestro debate y encuentro nuevos interrogantes:

    ¿No están todas nuestras propuestas de enseñanza, orientadas a favorecer la autonomía, motivación, auto-organización en nuestros estudiantes? ¿Podemos pensar que como docentes, nos constituimos como guías, facilitadores de la construcción de conocimiento en nuestros estudiantes, ya sea en la presencialidad como en la virtualidad?

    En esta ocasión, entonces, para cerrar… elijo abrir. Interrogantes y reflexiones que nos llevamos a otros espacios, a nuestros campos, para seguir compartiendo y co-elaborando.

    Fue un placer participar en esta mesa con todos ustedes. Un cariño para cada uno,
    Lucía

  • FELICITACIONES por la experiencia "Un recorrido virtual por la matemática" para el CBC!!!!
    Muy ricos los recursos implementados, los invito a ver mi experiencia (realizada en el CNBA) en la mesa 8: Desafíos parabólicos. Aprendiendo en contacto virtual y real...
    Saludos especiales a mi recordada Patricia Fauring, ayudante del Dr Trejo de mi última materia del Profesorado en Matemática cursada en la UBA (1979).
    Un abrazo a la distancia, manteniendo como modelos permanentes a "los grandes" de exactas que marcaron mi camino en mi formación profesional.
    Gracias Patricia :)
    Gracias Lucía por tu moderación!

Usted está aquí: Portada